Universo alterno #47

 Suelo enfocarme en decir que tú me hiciste daño, que tú me rompiste el corazón, que tú no has sabido ni has querido amarme en realidad y puede que todas esas cosas sean ciertas pero sé también que es muy probable que yo también tuviera la culpa, que yo no hiciese todo lo que estaba en mis manos, tal vez debí dejar de callarme los te amo, tal vez debí dejar de tener miedo por qué escucharas todo lo que yo tenía por decir, tal vez si te hubiera querido más de la forma en la que tú buscabas que te amaran, tal vez no tenia la capacidad de quererte de esas formas, tal vez todo lo que yo hacía por ti por más bueno que fuera desde mi perspectiva no era lo que realmente estabas buscando, aunque yo te diera todo lo que tenía y más aunque tuviera todas las soluciones para ti, todos tus deseos, todos tus sueños, todo el dinero del mundo, todos los regalos del mundo, aunque te diera todo lo que estuviera en mis manos tal vez no era lo que tú querías, tal vez tú solo querías cosas tontas y simples que yo no suelo dar, solo quería darte todo lo que te hiciera feliz para compensar en hecho de que soy tonta para amar a alguien, que soy cruel, que soy mala persona, que soy grosera y egoísta, quería distraerte para que no te dieras cuenta de que no era lo que tú estabas buscando y que el amor que tengo por ti ha llegado a convertirse en un capricho, que intento que me elijas con tanta fuerza para que en el momento que lo hagas yo pueda sentir que merezco amor, que merezco ser elegida, que merezco conseguir lo que yo quiero de verdad y que merezco por fin ser amada después de haberme esforzado tanto para que alguien por fin lo hiciera, dijiste que no te conocía bien a pesar de haberme contado tus miedos más profundos, tus heridas, tus sueños, tus ganas de querer o no querer hacer algo en la vida, pero mi amor, las personas se amen o no, nunca en la vida terminan de conocerse, hubo tantas cosas que yo no te dije, de lo que yo me guardé para no herirte, que yo no quise que escucharas para que no me vieras diferente, hay tanto de lo que a pesar de habértelo mostrado tampoco lo entendiste porque resulta que nunca terminaste de entenderme, desgraciadamente a pesar de todo eso yo te ame, y tuve tanto amor para darte que sentía que me iba a estallar el corazón, que caía en desesperación de no poder decírtelo, de tener que guardarlo, siempre me arrepiento de no haberte dicho cuánto te amaba y una vez más sigo haciéndolo, tal vez debí pedirte que te quedarás, que me dieras otras mil oportunidades más, tal vez debí mostrarme débil y vulnerable ante ti, tal vez debí ser otra mujer para que tú por fin me eligieras… 

Cada vez que lo intento no estás preparado para amarme, y vuelvo a caer en la frustración de darme cuenta que una vez más no quisiste convertirte en el hombre de mi vida a pesar de que yo te haya elegido para eso desde el momento en el que te conocí. 


Debiste haberme dicho cómo lograrlo, porque ya no sé qué más hacer para dejar de amarte. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quien eres?

Érase una vez el amor, pero tuve que matarlo.